Lake of Cómo

After Turner

View on the lake:
a town at the foot of mountains surrounds the lake.

Brush drawing in grey wash and graphite.
The fog changes with the heat

like the copy of a watercolour,
(the original an unidentified piece)

like morning breath in winter
or the resemblance of a simile

Como

not comparison but question

cómo

the lake between the peaks,
a puddle of malty hops.

There is another, smaller, version
up north next to a pretentious franchise bar

a distant echo from that evening
in the Adelphi on the Strand.

Mi casa su casa

Están pintando una casa.

Le preguntan a los interesados,
vecinos y habitantes:

“¿cómo y de qué color
creen ustedes que la debería pintar?”

De muchos, sólo unos cuantos,
contados, responden.

En este caso
lo imaginan
más bien
nadie.

Pasa el tiempo.
Después de mucho esfuerzo

en solitario
terminan de pintar la casa.

Brilla bajo el sol.

Quienes les privaron de respuesta,
se paran enfrente,

tan campantes
mano en la cintura

y con toda autoridad les dicen:

“oye, mano,
como que
hubiera estado
mejor el color azul ¿no?”.

“oye, amigo,
te faltó un poquito
en esta esquina.”

Against the tide

Raskolnikov
is dreaming
someone else
is dreaming
with the sea.

Raskolnikov, Everyman
needs a place to go to.

In a tin of biscuits
of all places
–the childhood of the magician–

a Japanese painting
painted within
another landscape.

In my dream
the student is
in Dublin

drinks coffee &
copiously jots down

the words of
the master.

Raskolnikov killed the Ivanovas
with a hidden pen.

Against the tide
the young man
walks in rags.

–It’s that sort of detail
that always ruins everything.–

All this time, waiting.

Nocturnal, the sea:
the eternal tomorrow.

The hidden treasures

You can keep the hidden treasures.

Look below and say:
these are my feet;

this is the Earth and
below

the substance
of year after year.

We spent days naming clouds.
There were shapes of animals.

Look up. You can
hear yourself blinking.

There is nothing here except this.

It is true it all comes back to
this hand,

these growing nails,
hair where there was

none.

No, I told you,
there is no meter

to maintain these words
in order.

There is only sky
and rock.

The true treasure of El Dorado
was what was not robbed.

Keep the change.
I am standing firmly here.

Ebriedad y Cruda

Ebriedad y Cruda son hermanas.
En general son veneradas en casi todos los países,
incluso en aquellos de fe musulmana,
donde las han obligado no sólo al velo sino a la prisión.

Su popularidad cubre todos los espectros
sociales, políticos y económicos. Polígamas y bisexuales,
juegan con todos y nunca rechazan invitación alguna.

Sin embargo algunas poblaciones,
como se puede comprobar en la sala de mapas del Museo Británico,
han logrado acostumbrarse a su presencia de modo tal que,
por un lado, las han hecho diosas, por otro,
llegan a tomarlas por sentado,
y la vida diaria no sería diaria ni vida sin su notable presencia.

Escribanos, poetastros y secretarios de todas las sectas,
magisterios y secciones sindicales las adoran:
de hecho, de no ser por ellas nada remotamente literario existiría.

Tal es su culto que todas las demás actividades humanas
(el trabajo, el sexo, cosas así) están organizadas alrededor de ellas.

Ebriedad es tan voluble como Cruda,
que a veces es más dulce o más amarga,
dependiendo de a qué hora se hayan acostado.

Todo intercambio humano es posible gracias a Ebriedad,
quien es generosa y regala goce y autoestima a casi todo el mundo,
incluso a los más amargados, deprimidos e inseguros.

Los bien-leídos saben que Ebriedad es bipolar
y por lo tanto puede parecerse a la Armonía,
Felicidad, Paz o Inspiración, pero fácilmente
puede convertirse en Miseria, Violencia o Sinrazón.

Innegable es su atractivo, pero como con todas las bellezas
su peligro es, aunque seductor, eminentemente mortal.

Géminis, son símbolo de dualidad y del destino:
bitácoras de frailes franciscanos precisan cómo son
ejemplos de las leyes de la física y la mecánica,
de la causa y del efecto, del pecado y del infierno,
la culpa y el castigo.

Filósofos protestantes, sin embargo,
conminan a los súbditos a terminar temprano
sus encuentros con Ebriedad, para así tener tiempo
de despedir a su hermana al otro día,
ya que una es insomne,
la otra narcoléptica.

De las dos Cruda es la más evitada,
la hermana incómoda,
la amiga gorda
-aunque algunos poetas digan
que algo tiene de hermosura-,
el pelo en la sopa de la ilusión,
la pausa móvil en el horrendo discurrir de un día en otro.

Los sabios pronto aprenden que no hay cirugía
ni brujería para mantenerlas apartadas.
Para olvidarlas, en todo el mundo hay
sociedades secretas que no toleran siquiera
el rastro de su olor. Ellas son,
cual furias griegas, poseedoras de verdades
y mentiras, mentiras y verdades,
dueñas del cofre de todas las historias
soñadas por los hombres.

Alquimistas italianos
y novelistas norteamericanos
detallan cómo estas gemelas no idénticas representan
el equilibrio universal, porque sin ellas

ya no habrían fantasías,
accidentes, superhéroes, matrimonios,
millonarios, miserables, olvidos,
amantes, estómagos descompuestos,
corazones rotos ni dolores cerebrales.

Like Sugar

My computer is haunted.

The city melts like sugar.

There is no option but to stop doing everything and listen.

The voice.

Impossible not to shiver when her voice is here,

right now, so clearly, so present and close.

Sylvia Plath, forever alive not on her poems

on the printed page,

but on the recording,

on the always-present-continuous of her voice.

How can one long for someone one never met?

Someone one has only read?

How can one snap out of it,

as if nothing had happened, when listening to her,

so here?

Nobody can tell what I lack.

The recorded voice brings the dead back.

It makes them live again, as if they had never left.

My computer is haunted.

The ghost of a leaf, ghost of a bird.

La infinita distancia

Toda observación sociológica es una experiencia mediatizada.

Todo aforismo es la imposición de la idiotez en el mundo. Así éstos.

Éstos no son aforismos. Ésto tampoco es un poema.

Ni que lo fuera.

Deja de pensar:

La teoría como experiencia está limitada por la infinita distancia de la inacción.

La antropología como ciencia está arruinada.

Le arruina su separación del campo observado.

Le arruina definirse por su observación rather than su interacción.

Se metió sin querer.

La frase extraña.

La antropología no es poesía. Tampoco es aformismo.

El trabajo de campo es la expresión de una distancia.

Una distancia insoluble entre observante y observado.

No hay poesía.

La antropología filosófica es, valga la expresión, un barbarismo.

La antropología es filosófica o no será.

La filosofía es antropología.

La filosofía y la antropología son tecnologías.

Queda claro que esto no se trata de un poema.

Que sí, claro, que aquí no hay poesía.

Por eso los imbéciles tienen éxito.

Los imbéciles actúan; no establecen distancia entre el pensamiento y la acción.

El poeta es estúpido porque se apendeja ante la belleza o fealdad o tristeza del mundo; por eso se pierde.

El imbécil triunfa porque no deja al mundo entrar, y así interactúa, y logra.

El poeta -como el antropólogo- se queda mirando, y sólo participa, a su manera, hasta que escribe.

Pero su escritura pertenece a otro plano.

Y mientras, la vida ya pasó de largo.

Music (Encore)

A record collection comes to life
when it is played to others.
DJing brings forth
the obvious interconnectedness of–
apparently unrelated music genres
and traditions,
the effect of a DJ set on
the atmosphere of a place
(not just a shuffling iPod or a CD playing)
cannot be (just cannot be) understated.
People do notice,
if the music is right
the place and the mood
they do appreciate it
Music, they say,
can make people happy
Even the saddest or most meditative music
can make people very happy.
Open-minded people are secure,
patient and respectful
After all these years jazz
that jazz
remains difficult for most people–
but jazz opens doors
Dear bar manager,
never tell the DJ playing
A Love Supreme
the music is “too jazzy”. Never–
but darling beware of playing the new Gotan very loud:
the bass on that album is a chest-breaker
England has a love affair with Brazil
It sounds corny because it’s true: music is
love, England likes its irony. Sometimes irony is a form of flattery.
DJing should be a dialogue, not unidirectional speech
it’s not you, it’s them,
those masters (at work) are geniuses:
Jazz is the door to all doors.
But I have said that already, haven’t I
DJing in a half-lit bar is a form of happiness